“Vida Sana” con Jime Smith

¡Hola! Soy Jime Smith, me dedico a la promoción de la salud, bienestar integral, alimentación sana y fitness. 

Empecé mi camino en el mundo de la alimentación sana y el ejercicio a los 32 años (tengo 37), con mi primera certificación como entrenadora personal. Desde ese momento cambié mi rumbo profesional para dedicarme de lleno a este tema. 

El cambio no fue tan sencillo ya que estaba acostumbrada a trabajar en el mundo corporativo y tenía un buen puesto en una empresa sólida en ese momento. Soy máster en Dirección de Marketing y siempre me había dedicado al área de mercadeo y comunicación. Pero una vez que descubrí mi llamado, dejé la seguridad de lo conocido por el chance de crecer un otras áreas de mi vida y compartir esa experiencia con los demás con el objetivo de ayudar a las personas a mejorar su salud y a vivir una vida de mayor bienestar.

A lo largo del camino he topado con retos grandes. Somos seres humanos y a pesar de llevar un estilo de vida sano, no estamos exentos de enfermedades y ratos complicados. Lo que sí puedo asegurarles es que entre más fuertes y sanos estemos, mejor podemos enfrentar cualquier reto que la vida nos ponga por delante. A mí mi estilo de vida me salvó la vida.

Durante varios años estuve lidiando con un problema de miomas en el útero, pasé por 13 tratamientos distintos con cargas hormonales fuertísimas y probando distintas opciones para superarlo, hasta que a principios del 2019 la situación empeoró a tal punto que terminé recibiendo transfusiones de sangre durante 3 días para estabilizar mi cuerpo y apenas los médicos lograron sacarme adelante, me practicaron una histerectomía total de emergencia. Al llegar al hospital me explicaron que lo que me había permitido “aguantar” había sido mi corazón de atleta. Gracias a mi estilo de vida no sufrí un infarto ni ninguna otra complicación y pudieron sacarme adelante y practicarme la histerectomía para salvarme la vida.

La recuperación de una histerectomía es dura. Una vez más mi estilo de vida fue clave a lo largo del proceso. No pude hacer ejercicio durante 4 meses, sin embargo la alimentación fue fundamental para mantener mi cuerpo sano y fuerte y para recuperarme bien. 

A lo largo de los años desde que me diagnosticaron con el tema de miomas estuve estudiando y recibiendo guía profesional en distintos tipos de alimentación, así como de terapias alternativas. Desde Reiki con una amiga a la que aprecio mucho, hasta Ayurveda en Chopra Center. Siempre con el objetivo de fortalecer mi organismo y darle a mi cuerpo la mejor “gasolina” posible para enfrentar mejor cualquier tema de salud.

Regresé al gimnasio después de 4 meses solamente haciendo movilidad y volviendo poco a poco al ejercicio. Por supuesto continué con mis chequeos y pruebas para una óptima recuperación. 4 meses después, me descubrieron unas pelotitas en las mamas. Secuelas de todos los tratamientos hormonales que había llevado durante tantos años. Me mandaron con especialistas y entre citas y nuevos exámenes, descubrimos en Noviembre que se trataban de tumores Filoides así que nuevamente tenía que operarme lo más pronto posible. Gracias a Dios esta vez fue una situación mucho más controlada y planeada. En Diciembre me practicaron la operación para eliminar los tumores y realizarme una pequeña reconstrucción de mamas. 

Para esa fecha yo seguía en mi búsqueda de alimentación y bienestar y empezaba a tomar los primeros pasos hacia alimentación basada en plantas. Aproveché mi nueva incapacidad para sacar un par de certificaciones de Coaching de Nutrición Vegana y después de leer varios libros escritos por el experto Dr.T. Colin Campbell, decidí inscribirme también en el Curso de Plant Based Nutrition de la Universidad de Cornell y el Centro de Estudios de Nutrición de T.Colin Campbell.

Así, con el inicio del año y continuando con mi recuperación, decidí cambiar completamente mi alimentación a Whole Food Plant Based (WFPB) por motivos de salud. 

La alimentación WFPB es muy similar a la alimentación vegana. No consumo ningún alimento de origen animal pero además de eso, se trata de consumir los alimentos en su forma más pura y natural, por lo que se evitan al máximo los alimentos procesados, el azúcar y el aceite. 

En mi caso, el cambio a WFPB ha sido de lo mejor que me ha pasado en temas de salud desde mediados del 2014 que empecé en el mundo de la alimentación sana y el ejercicio. Mi cuerpo ha asimilado el cambio excelentemente, mis exámenes de laboratorio y exámenes médicos han mejorado en todo, he sentido mucho más energía. Me ha cambiado hasta la piel. 

Tengo que aceptar que jamás me imaginé cambiando a este tipo de alimentación. La verdad, al estar tan metida en el mundo del ejercicio y el fitness tenía una mentalidad muy arraigada a la proteína animal, la vida low-carb y muchas otras prácticas con las que ya me sentía cómoda. Además fui amante de los quesos toda la vida, por ejemplo. 

Sin embargo entre más leía y estudiaba sobre el tema, más claro me quedaba que la respuesta a mi búsqueda de salud y alimentación iba por ese camino. Créanme que después de mi año 2019 tan lleno de retos y situaciones médicas, probar un cambio como este en pro de mi salud resultó lo más lógico y natural que puedan imaginarse.

Mi proceso personal ha sido sencillo y lo he disfrutado mucho. Desde que eliminé los productos de origen animal de mi alimentación no he sentido antojos ni ganas de regresar a mis costumbres anteriores. Me ha sentido super satisfecha y feliz con el cambio y sus resultados. Además ha significado todo un reto de creatividad en la cocina para seguir horneando y dándome gustitos.  

Para mí la salud es el mayor tesoro que podemos tener. Es lo que nos permite vivir la vida plenamente, estar bien para nosotrxs mismxs y para lxs demás. Cuidar nuestra salud es la mayor muestra de amor por la vida, por nuestro cuerpo y por nuestro ser, desde todas las ramas posibles. Ese es el mensaje que me gusta compartir a través de mi trabajo de todos los días: a mis clientes de entrenamiento personal, a través de mi website y también en mis redes sociales. Salud es vida. Por eso mi logo, mi deseo personal y mi deseo para ustedes es precisamente ese: Vida Sana.

Nota gracias a Jime Smith

Soy fan de Jime desde hace muchísimo tiempo. Su concepto de salud integral siempre me pareció súper inspirador. Se podrán imaginar casi muero de la emoción cuando la vi compartiendo su proceso y con una dieta basada en plantas feliz y llena de salud. Realmente una mujer llena de intención en promover una vida sana y con un contenido irresistible. ¡Conozcan a Jime, sus recetas, sus workouts y todo lo cool que hace!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .