“El poder de tus pensamientos” con Karen Carballo

“Cada día, al despertarte, piensa: ‘estoy vivo, tengo el precioso regalo de la vida humana, no voy a desperdiciarla” ~Dalai Lama

Controla tus pensamientos o ellos te controlarán a vos. Recordá, todo en esta vida es cuestión de actitud y la vida misma se mira a través del foco que decidás verla, está en vos escoger unos lentes que te permitan verla más segura y tranquila versus en pánico y con miedo. Esto aplica para absolutamente cada departamento de tu existencia, de estos lentes depende tu forma de vivir, tu calidad de vida y tu relación con la misma y con quienes te rodean. 

Las palabras tienen la capacidad de activar algo en el cuerpo humano y eso que se activa pone en marcha el proceso curativo. Las palabras que escuchamos allá afuera, de personas cercanas, personas lejanas, de quienes recién conocemos, de nuestros padres o familiares, del noticiero o de las redes sociales nos impactan enormemente; sin embargo, las palabras que más impacto tienen en nuestra vida son las que nos decimos a nosotras mismas, ¿por qué? En programación neurolingüística (PNL) existe una referencia llamada ‘la zona de genio’, esta quiere decir que cada palabra tiene una imagen asociada en mi mente y esa imagen determina mi accionar y mis emociones; por lo tanto, cada cosa que yo me digo, que me dicen o que yo permito que entre a mi espacio provoca un sentimiento y una reacción. 

Los pensamientos son o nuestros mejores aliados o nuestros peores enemigos, yo por mucho, prefiero tenerlos de mi lado. 

Yo, literal, estoy de mi lado y es un mantra o una frase que me repito cada día: ‘YO ESTOY DE MI LADO’. Muchas veces nos olvidamos de nosotras mismas mientras nos ocupamos de miles de cosas en el día a día, y de otras personas y olvidamos que nosotras también requerimos atención y por atención no me refiero a peinarnos o maquillarnos, sino a una gama de factores que solemos esquivar y muchas veces, hasta sin darnos cuenta. 

Entonces, te pregunto, ¿Cuándo fue la última vez que te tomaste un té o un café en atención plena? ¿Cuándo fue la última vez que disfrutaste de una cena a solas con vos misma? ¿Cuándo fue la última vez que te fuiste al salón y te dedicaste el 100% de tu tiempo y tu dinero a vos misma y sin sentimientos de culpa o de falta de merecimiento? ¿Cuándo fue la última vez que te viste al espejo y te elogiaste? ¿Cuándo fue la última vez que abriste tus ojos y diste las gracias por estar viva y sonreíste? ¿Cuándo fue la última vez que meditaste? ¿Cuándo fue la última vez que fuiste a tu tienda favorita y te tomaste el tiempo necesario para escoger aquello que tanto has deseado comprarte, sin juicios, sin encontrar permiso de nadie más, solo el tuyo y tus decisiones? ¿Cuándo fue la última vez que caminaste descalza por el zacate o la arena y respiraste profundo y expandiste todo tu pecho recibiendo el regalo más preciado de la vida (el aire) disfrutando del paisaje y las sensaciones? ¿Cuándo fue la última vez que fuiste feliz sin juzgarte ni analizarte?… Y podría seguir… ¿Te das cuenta? Nos dejamos de lado, más importante aún, cuáles pensamientos vinieron a tu mente en este momento al analizar mis preguntas. ¿Cuáles pensamientos te invaden en el día a día?

Cada vez que algo nos sucede tendemos a tejer una historia interminable en nuestra mente, eso se llama ‘contarnos o inventarnos historias’, historias que realmente no existen… El pasado ya no existe, quedó atrás, el futuro no existe, no lo vemos, es intangible, el presente es aquí y ahora, donde se disfruta y se vive la vida y de la calidad de la misma dependen muchos aspectos, pero la mayor referencia son tus pensamientos. 

Como decidas vivir tu vida determina tu forma de ver el mundo y determina tu personalidad, si deseas cambiar tu personalidad o tu forma de vivir debes empezar por lidiar con todas aquellas creencias limitantes que detienen tu propio crecimiento, ese crecimiento que yo llamo ‘una nueva realidad’. 

El momento en el que empezás a recorrer un camino distinto al que estás acostumbrada comenzás a ‘despertar’ y ese despertar te lleva por lo que yo llamo el ‘Sendero de la Verdad’ ese que te permite conocerte y aceptarte tal cual sos y entender la vida de otra manera, ver con tus ojos y tu mente un mundo distinto al que tenés frente a tus ojos. El mundo que llevás dentro, el que ya conocés, pero no lo aceptabas tal cual es.

Despertar no es más que cuestionarte absolutamente todo, desde tu manera de pensar hacia ciertas cosas hasta la reacción y palabras que tenés hacia ciertos momentos. Todas, absolutamente todas las respuestas se encuentran dentro tuyo, el poder, la calma, la tranquilidad, la aceptación, el amor, etc, todo está en tu interior. Solo debés encontrarlo, entre más rápido despertés, más rápido lo harás. 

Y ¿Qué si todo aquello que los demás han llamado ‘vida’ no es la que tu deseas vivir? ¿Y qué si decides que, para ser feliz, tu recorrido y tu mundo es otro? ¿Estás dispuesta a tomar el riesgo? ¿Estás dispuesta a tomar al toro por los cuernos y decidir por vos misma? 

Entender que tus pensamientos pueden ser tus mejores aliados es de las verdades más acertadas que encontrarás allá afuera. De mis pensamientos depende mi sentido del humor, mi felicidad diaria, mi tranquilidad e incluso mis miedos, mis angustias y otros. Está en mí decidir cuáles de esos pensamientos elijo alimentar. 

Cada mañana al despertar regaláte una sonrisa, no la finjás, ella viene con tu pensamiento, sonríe y tu día será mejor… Tu mundo empezará a cambiar. 

Cada mañana, al llegar al baño, mirate al espejo, sin juzgarte, sin analizarte, sin criticarte y decíte algo bonito, lo que sea, y no lo juzgues, solo hazlo. 

Repite estos 2 ejercicios cada mañana y tu mundo tendrá otro sentido, empezarás a ver la vida con otros lentos y no los mismos de siempre, vos escogés. Cuando sea oportuno y el momento llegue recordate a vos misma que ‘yo puedo, yo quiero, yo lo merezco, yo lo haré’ y absolutamente cualquier cosa que te propongas será victoriosa. Iluminarás tus días con un nuevo rayo de luz. 

Constantemente nos dejamos de lado y le permitimos a nuestra mente divagar y deambular por todos los mundos, menos el presente. Un gran maestro, Lao Tzu, decía: si estás en depresión es que vives en el pasado, si estás con ansiedad es que vives en el futuro, pero si estás en paz vives en el presente… Entonces te pregunto, ¿dónde eliges vivir? 

Recordá, tu mente es la herramienta más poderosa que poseés, de vos depende que esté de tu lado; no permitás que los pensamientos y emociones de los demás te abrumen o te impacten a tal punto que seas una más del montón pensando igual, creyendo que no hay salida, visualizando tragedias y tristezas… no permitás que la gente te ponga en su tormenta, ponélos en tu paz. Irradia emoción, irradia paz, irradia tranquilidad y eso proyectarás a los demás, viví tu vida al máximo y viví en paz, en paz con el hoy, con lo que hay, con lo que tenés, con lo que sos. 

Sé feliz por el simple hecho de estar viva y saber que, al estar de tu lado, tus pensamientos también lo harán. 

En PNL no existe nada bueno ni nada malo, todo es útil o inútil, si vienen pensamientos inútiles a vos no los analicés y con el poder de tu mente cambialos. 

Nuestra mente nos hace más fuertes o nos destruye, por eso necesitamos un sistema que nos ayude a no perder de vista el objetivo, ¿Cuál es este sistema? ¿Cómo cambio mis pensamientos?

Empezá por reemplazar los pensamientos inútiles por unos útiles. Te regalo un ejemplo: ‘esto no sirve’, ‘nunca lo logro’, ‘siempre me pasa lo mismo’ lográ cambiarlos por ‘voy a averiguar cómo se hace’, ‘voy a empezar con el primer paso’, ‘voy a lograrlo’. SIEMPRE existe la referencia de darles un giro útil para nuestras vidas y nuestro diario vivir.

Todo está bien, vos estás bien, vivamos en la consciencia de que hoy, pase lo que pase, estamos bien. Todo inicio tiene un final y cualquiera que sea tu batalla la ganarás siempre y cuando estés de tu lado ✨

Quiero compartirte que mi camino no ha terminado ni terminará a corto plazo, mi camino hacia el despertar comienza de nuevo cada día y la decisión la tomo con el primer pensamiento que llega a mi al abrir mis ojos cada mañana. Soy un ser espiritual teniendo una experiencia humana en esta tierra y al igual que vos, vivo momentos donde mis emociones toman control, donde mis pensamientos no son los más útiles y donde también me enojo y reacciono, no soy un robot, soy humana, siento y pienso; sin embargo, está en mí mejorar todos los dias y ser quien realmente soy, controlar mi interior y mi mente y recordarme que estoy de mi lado y así vivir la vida que quiero vivir plenamente. 

“Según la calidad de mi mente así será la calidad del mundo que percibo. Si mejoro la calidad de mi mente, mejorará la calidad de mis percepciones y experiencias. Y el mundo me parecerá más perfecto tal como es” ~Siddharta Gautama Buda

Con todo mi cariño.

-Nota gracias a Karen Carballo

Karen es una mujer super inspiradora que conocí hace poco. En el momento en el la vi hablar y compartir fue definitivo era una mujer llena de luz. Tiene un corazón enorme, llena de ganas de compartir y ún más hermoso, ayudar. Espero se animen a seguirla porque su amor y contenido lleno de intención que es tan refrescante.

4 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .