Mi secreto para el éxito

¡Wow! Que nombre ¿no? Si es intimidante leerlo, imagínense ser quien lo typea. Cuando Pao me habló de este espacio para compartir un poco de mí, me asuste. Ni la menor idea de porque, pero lo que si se es que mi espiritualidad es el motor de todo lo que soy. Se vale tener miedo si se trata de abrirse con personas que no conozco personalmente. Este post se trata de compartir de donde nace lo que soy y creo, será suficiente para que forjen una idea de quién soy, siempre abierto a interpretaciones y percepciones. Pero bueno, en fin, acá les estoy escribiendo.

Hola, mucho gusto mi nombre es Daniela, soy una mujer de 21 años que tiene muy arraigada esta idea de que el amor es clave para lograr tener éxito. ¿Suena lindo o muy vainilla? Yo sé que sí, y no crean hay segundos en lo que lo cuestionó. ¿Cómo es posible que sea así, si el amor y el éxito varía de persona a persona?  

Me pregunto, cómo defender una postura si ni siquiera recuerdo de donde saque esta idea que me vienen acompañando toda la vida. Hagamos un viajecito rápido. Tal vez será porque mi abuela me dijo que el ingrediente secreto en el arroz con leche era el amor; y yo sigo amando el arroz con leche todos estos años después. ¡Tiene que ser eso! Puede ser también, mi primer momento “Rocky” a mis tres años, cuando después de una buena derecha (tengo la mano extrapesada) mi mama estaba a mi lado diciéndome: “Dani, es un bebito, suavecito, con amor”. O tal vez la respuesta está en la primera vez me rompieron el corazón; cuando pude entender que es el amor y conectarlo con el éxito, con esa sensación antes de sentir que mi corazón no estaba en pedacitos. No quisiera entrar en chismes o dramas, pero a mis once años estaba en un triángulo amoroso. Al final perdoné a Nick Jonas y seguí escuchando Hannah Montana (estábamos en un break o eso creí). Cuando llegó Priyanka entendí no tenía opción y no era necesario entrar en detalles.  Repasando mis amores platónicos, no correspondidos, mi nula experiencia como novia, mi pasión por el baile, la comida, mis relaciones interpersonales y demás; decidí dirigirme al momento en que recibí el acto de amor grande, uno que me sanó. Fue un buen trip, exitoso, y entendí dónde está mi respuesta y el secreto a mi certeza de que amor es clave para lograr tener éxito.

¿Qué acto de amor puede ser tan grande como para sanar una herida?

Eso que me sanó, esa cura “exitosa”, que te quita el cuestionamiento, que te obliga a repasar todos tus defectos y errores a ver si en ellos encontrar respuestas (como si fuera a cambiar algo que ya ocurrió), ¿Qué es ESO? Mi fe.  Eso de creer en algo que no se ve da miedo. ¿No? Mi hermana hace poco en un momento de incertidumbre me dijo algo tan cierto que se los comparto hoy, “el amor es el acto de fe más grande que uno pueda hacer”. ¿Pero qué tiene que ver esto con el éxito?

En época de redes sociales creemos que ese amigo que le da “like” a tu foto y te comenta algo hermoso, te apoya y es porque te quiere. Donde podemos ver a una pareja que se pone de acuerdo y ligan a distancia, enamorados se juran tanto y deciden creerlo, sin verse, sin conocerse, solo depositando confianza en la palabra de esa otra persona (que, si han visto Catfish en MTV, fácilmente se podría convertir en un episodio más). Es porque la palabra que cultiva un sentimiento de enamoramiento o amor crea una conexión y nos hace entender el poder de las palabras en una época donde todo es transaccional. Muchas compras se realizan por redes sin saber quién está detrás de la pantalla o si ese producto es en efecto el de la foto, aun así, hacemos una transferencia de dinero con fe y confianza de que te va a llegar justo lo de la foto. Podría seguir dando ejemplos, pero bueno ya voy al grano.  Vengo a compartir mi experiencia con la fe, el amor y el éxito (eso sí que es un triángulo amoroso de verdad) de poder ser esa señal del universo o como lo veo yo, un testimonio de una mujer cristiana imperfecta pero exitosa.

 Sea cual es sea tu motor, he llegado a unas conclusiones que te quisiera compartir. Pensemos, si se supone que es mi corazón, mis pensamientos, mis emociones, mi vida, mis relaciones de pareja, mis amistades. ¿Entonces en qué momento deja de ser mío? Fácil, cuando doy ese poder sobre ellos. Poder sobre mis sentimientos, mi corazón, mis sueños, mis pensamientos a otra persona. ¿Ahora sí que suena tonto verdad? No tiene mucho sentido, trabajar todos los días para ser mejores personas, más fuertes y exitosas si lo pierdo todo por tener fe en otra persona. ¿Me vas a decir que no es fe? Dar todo sin recibir a cambio, pero tener la expectativa de que algún día esa persona simplemente se levante y te de al menos un poco de lo que diste, por ejemplo. Vivir de esa forma es un acto de fe.

Ahora me dirijo a explicarles como los temas diarios se relacionan con el éxito y el secreto que les compartí. Empecemos con esto, fácil, el amor propio. ¿Alguien me puede decir que órgano (no sé porque) se asocia con el amor? Y es en la Biblia que aprendí de él.  “Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón, porque de él mana la vida.” (Proverbios 4:23).  Listo, genial cuido mi corazón, unas cuantas paredes y nada de andar regalando amor a cualquiera. ¿Y la aceptación y amor para con todos sin esperar nada a cambio donde quedo? “Que la belleza de ustedes no sea la externa, que consiste en adornos tales como peinados ostentosos, joyas de oro y vestidos lujosos. Que su belleza sea más bien la incorruptible, la que procede de lo íntimo del corazón y consiste en un espíritu suave y apacible. Ésta sí que tiene mucho valor delante de Dios.” (1 Pedro 3:3-4) Me imagino pensaran “Bueno Dani ahora y el éxito. ¿Como haces con el éxito? Bueno, “Que te conceda lo que tu corazón desea; que haga que se cumplan todos tus planes.” (Salmos 20:4) Así que no sabría darte una fórmula mágica pero lo que sé es que debemos hacer todo con amor y todo lo que quiera con todo mi corazón. Eventualmente lo lograré, porque ese amor me va a dar constancia para no rendirme hasta alcanzarlo todo. Y en mi caso, por la seguridad de que los anhelos de mi corazón serán cumplidos. 

Entonces sí, mi éxito son todas mis relaciones interpersonales, en las que hay respeto, admiración. Si se trata de trabajo, éxito total, emprendo en algo que me encanta y el amor con el que trabajo que se traduce en pasión, dedicación y disciplina (trabajando con la disciplina, en esta cuarentena porque como me cuesta). Amor propio, mi acto de amor propio es aceptar que soy (todos somos) un ser integral, y con esto buscar lo que me mantiene balanceada, fortalecer mi espíritu.  No es una idea de color rosado y con sabor a vainilla es el acto de fe más grande, es amor puro, el que me enseña Cristo, el de vivir siendo puro amor. 

  Si crees que los cristianos juzgamos, nos creemos mejores, estamos por sobre todos, somos santos y no cometemos errores, tengo noticias. Eso lo menos cristiano que puede ser una persona, lo que si somos son personas imperfectas en la búsqueda de mejorar cada día más. Suave, yo no soy necesariamente cristiana y estoy buscando mejorar. Por dicha la palabra es para todos quienes la quieran leer y prometo que en ella encontrarán respuesta y palabras de aliento. Ese es mi secreto para el éxito, mi mayor convicción, lo que me sanó mis heridas.

 Espero que tengan una hermosa semana, y encuentren mucho amor y tengan oportunidades llenas de fe que hagan su cabeza los rete a cosas nuevas.

Los invito a dar mucho amor, tener fe en todo lo que hacen y les deseo mucho éxito.

-Nota gracias a Dani C. Mondol de Sublime The Brand

Dani es una de las mujeres más determinadas que conozco. Llena de vitalidad, energía y pasión la he visto trabajar por sus sueños. Esta mujer llena de metas, es un ejemplo de que todo es posible si trabajamos con amor. A los 21 años tiene su joyería en distintas tiendas, ha participado en Buen día y actualmente se encuentra trabajando en demás proyectos relacionados con moda. Los invito a que vean sus diseños y joyería y estén pendientes de sus increíbles piezas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .