¿Soy eso realmente?

Hemos hablado sobre amarnos y también sobre descubrir quién somos realmente, pero para hablar de estos temas debemos poner una carta más sobre la mesa, los estereotipos y las etiquetas.

Los estereotipos o etiquetas son normales, instintivas y parte de nuestro día a día. No recuerdo un escenario en el que no se me categorizara por algo que digo, pienso, un calificativo (cómo hija, novia, mujer o mil más) o incluso como me veo. Este tema es importante porque de alguna forma nos puede causar presión, nos puede hacer dudar o incluso en muchas ocasiones sentir tan fuerte que afecta cuánto nos amamos. Y cómo hemos hablado, amarnos no debería ser negociable.

Todos nos hemos sentido juzgados por algo que decimos, pensamos, hacemos o somos en algún momento. Todos hemos sido encasillados por una palabra que no habla en su totalidad de quien somos realmente. También todos hemos escuchado algo nuestro y entendido que aún no nos conocen o no nos entienden. Debemos entender que todos tenemos nuestras batallas por lidiar, pero una de las más importantes será el cambiar lo que recibimos.

Yo me acostumbré hace mucho a entender que siempre podía ser la “hippie” según me dicen amigos, la “come zacate” como hasta un ex-jefe me dijo, la “socialmente incómoda” de acuerdo con mi familia, la “extremista” según muchos, pero mi veganismo es realmente algo mágico. Esta palabra usada en muchas ocasiones para lastimarme o juzgarme también es parte de mi, un ideal, una convicción, un estilo de vida que me enseño de compasión, de amor y del valor en otros. Pero no crean es fácil, ver esta característica como mi superpoder me tardo años.

¿Pero qué pasa si hago de todo lo posible algo positivo? ¿Que pasa si me repito eso como mi superpoder? Así como mi mamá lo hizo con la palabra “diferente”, en mi experiencia el resultado siempre será amor.

Disfrutar nuestro proceso, asumir y defender lo que somos es casi tan básico como saber nuestro nombre, pero hacerlo también es de valientes.

Estas etiquetas pueden tener el efecto que nosotros les demos. Pueden hacernos sentir únicas, valiosas y aún más importante “muy yo”. Porque lo que los demás dicen de mi es solo una parte de lo que soy, la otra parte siempre va a ser lo que me permito ser.

¿Que palabras permitimos nos roben la paz? ¿Con que palabras robamos la paz a otros?

Así que estos son mis tres consejos para manejar las etiquetas:

⁃ Acepto y amo lo que soy. La práctica hace al maestro así que en cada momento del día vamos a aceptar lo que somos y aprender a amarlo. Con caderas grandes, siendo seria y algunas veces no gustando como actuó; pero yo acepto siempre estoy haciendo lo mejor que puedo y merezco amarme así.

⁃ Escojo de forma inteligente a quien y que le pongo atención. Esto significa no todos los comentarios son constructivos, no lo que cualquier persona dice es cierto. Debemos aprender a cuidarnos y tomar las cosas de quien vienen.

⁃ Entender que nadie más que yo le da el valor a una palabra. Yo escojo cuál significado le doy a la palabra “vegana” y que quiero recibir de ella.

Somos lo que queremos ser, no lo que los demás dicen. Somos más de lo que una palabra podrá decir de nosotros. Somos el significado que le demos a lo que decimos y hacemos, pero también a lo que tomamos de los demás.

Debemos aprender a darle el correcto significado a las palabras y a aprender a cuidar a los otros. Tenemos el poder para hacer magia donde no lo imaginamos. Nuestra intención es el secreto.

Recuerden que son increíbles. ¡Cambiemos el significado de las palabras!

Pao

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .