Un closet sostenible – Low Waste o Zero Waste

Hace un par de a;os inicie en un proceso  de consciencia con respecto al manejo de recursos y desechos. Recuerdo cuando me fui a vivir sola tenía una sensación de incertidumbre con respecto a como asegurarme que mi nuevo hogar fuese lo mas amigable con el ambiente posible. Este proceso es eterno y siempre podemos mejorar en muchísimos aspectos, pero una de las primeras cosas que analice fue mi manejo de la ropa en general. 

Básicamente mi mudanza fue mi closet y necesite varios viajes en carro para poder llevarme todo lo que tenía.  Pero al recordar este momento siempre me pregunto muchísimas cosas. ¿Cómo acumule tanta ropa? ¿Por qué conservaba cosas que no me gustaban? ¿Estoy contribuyendo a explotación de mujeres y ni;os con mis compras? ¿Soy consciente e intencional al momento de comprar? ¿Realmente necesito tantas opciones? ¿Estas prendas que tengo me gustan? 

De forma mecánica no me aseguraba de comprar ropa según mis necesidades o gustos, creo en muchos aspectos la compraba porque sentía que debía tener muchísimas opciones y estar preparada para cualquier escenario. Cuando la realidad era que utilizaba algunas prendas muchísimo más que otras, tenía muchas cosas que no me ponía del todo y también que vivía envuelta en una gran mentira que proponía que “necesitaba” siempre más. Estos grandes errores que cometí los veo muchísimo en personas cercanas a mí y no puedo evitar pensar que tal vez algún día piensen como yo lo hago hoy.

Hace algunas semanas hablamos sobre la idea de tener un closet sostenible o como muchos lo llaman muchos “zero waste”. Aunque solo ese título lo hace sentir inalcanzable hay pequeñas acciones que nos pueden ayudar en este proceso. Yo tengo estos 8 pasos que sigo para asegurar mis acciones concretas sean lo más consistente con mi estilo de vida.

  • Closet Capsula.

Empecemos por entender cómo debería ser nuestro closet. ¡Cuando entendí este concepto me di cuenta era perfecto! Un closet “capsula” es el conjunto de prendas básicas que combinadas dan mayores opciones a la hora de vestirnos. Lo que significa que vamos a tener unas piezas “básicas” con las cuales hacemos mejores combinaciones. 

Mi mejor amigo para seguir este modelo fue Pinterest. ¡Recomendadisimo! 

  • Tengo claro mi estilo.

Creo que muchas personas batallan por encontrar ropa con la que se sientan cómodos, otras pueden sentirse cómodos sin importar que usen. La única forma de entender que nos gusta es probando y viendo opciones. 

Yo soy super visual, por lo que les recomiendo tener un “visual board” que consiste en tener imágenes de cosas que nos gustan. Nuevamente para esto uso Pinterest. 

  • Utilizo constantemente mis prendas.

Con este punto me refiero a ser intencional en usar lo que tenemos. No debemos pensar en comprar sino mas bien en usar y aprovechar lo que tenemos. Cuando nos aseguramos de usar lo nuestro esta idea de tener mil opciones se esfuma. 

  • Compro algo cuando me gusta y estoy segura lo voy a usar. 

Creo que esto es algo básico, pero he escuchado muchísimas personas decirme que compraron algo porque les gusto, pero no estaban seguras si lo iban a usar. La ropa que compramos debe ser hermosa y debemos estar seguros la vamos a usar porque nos gusta como nos vemos. Al ver nuestro closet deberíamos tener tantas opciones hermosas que no sabemos por cual iniciar. Yo me imagino debería ser como entrar nuestra tienda favorita, no saber cuál nos gusta más.  

  • Compro según necesito. 

Ahora me enfoco en comprar según necesito no solo cuando algo me gusta. Un ejemplo claro de esto es que me encantan las jackets, sudaderas, abrigos y similares.  Si es por mi gusto cada vez que salgo podría regresar con un sweater a mi casa, hasta que un día me di cuenta que compraba de forma compulsiva teniendo muy pocos pantalones. 

Entender esto me ayudo a comprar lo que realmente necesitaba, en mi caso pantalones. 

  • Cuido donde compro.

Este punto puede ser muy complicado para muchos porque nos han dado opciones super cómodas de precio y hermosas en lugares comerciales o “fast fashion”. Yo creo que si esta disponible en lugares como esos tenemos grandes posibilidades de encontrar opciones similares en las americanas. Y volvemos a los pasos anteriores al no comprarlo inmediatamente nos aseguramos no es un impulso. Recuerden que buscamos prendas con características especificas no idealizamos opciones. 

  • Arreglamos no desechamos. 

Creo que esto es básico, pero me gustaría recordarles que no es necesario botar o desechar ropa. ¡La cantidad de contaminación que esto genera es ridículo! Hay muchísimas personas que se dedican a esto y pueden hacer magia. Si nos queda grande o pequeño, si necesitamos arreglar un zíper o botones no hay necesidad de desechar, siempre podemos arreglar. 

  • Regalamos no desechamos. 

Nos puede pasar que compremos algo y con el paso del tiempo no nos guste. En este caso también quería recomendarles regalaran estas prendas. Ver el “desechar” como una opción esta mal y no es necesario. 

Estas son algunas de las “reglas” que yo sigo para que cada acción sea consistente con lo que queremos para nuestro closet. Espero les sea útil. 

Pao

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .