Kombucha

Esta guía es un aliado super sencilla de seguir para motivarnos y alinearnos con la metodología más concreta para la producción de Kombucha. La kombucha es una variedad de té fermentado de origen oriental. Se elabora fermentando té azucarado, mediante un cultivo de levaduras y bacterias (se utiliza un pre-fermento o cultivo o bien kombucha, previamente elaborado). Se puede consumir solo como una bebida refrescante, combinado con jugos de frutas o con cualquier bebida.

Su sabor es ligeramente agridulce y crea una sensación de hormigueo en la boca. Cuanto más tiempo se fermenta el té (hasta 4 semanas), su sabor recordará al vinagre. Para conseguir un sabor más dulce el periodo de fermentación debe ser más corto (5-10 días).

Beneficios para la salud

  • Aporta propiedades probióticas. Ayuda a equilibrar la flora intestinal y regula su actividad.
  • Alto en antioxidantes.
  • Alivia la digestión.
  • Ayuda a desintoxicar el organismo, gracias al ácido glucurónico, que se adhiere a las sustancias tóxicas y las elimina por la orina.
  • Reducción de la presión arterial y el nivel de colesterol.
  • Alivio de los síntomas de la artritis y los de la gota.
  • Aliada contra las hemorroides.
  • Reduce la formación de calcificaciones renales.
  • Ayuda en casos de asma y bronquitis.
  • Minimiza los dolores de cabeza.
  • Alivia los trastornos menstruales y los sofocos propios de la menopausia.
  • Mejora la salud de las uñas, pelo y piel.
  • Ayuda a luchar contra el envejecimiento.
  • Promueve las funciones del hígado.
  • Entre sus componentes están las vitaminas B1, B2, B3, B6, B12, C, D, E, K y ácido fólico.

Cómo preparar kombucha:

Necesitamos:

  • 1 SCOBY – Hongo de kombucha.
  • 1 ½  Litros de Agua.
  • 1 ½ tazas de kombucha. 
  • Entre 4 y 6 bolsas de té verde o negro.
  • 1 Taza de azúcar. 
  • Recipiente de vidrio para el fermento. 

Instrucciones: 

  • El primer paso consiste en hacer el hervir el agua y hacer el té de forma convencional. Lo más importante es dejarlo reposar para asegurarnos al momento de preparar la kombucha este en temperatura ambiente. 
  • En el recipiente de vidrio vamos a agregar el té (una vez que esté a temperatura ambiente), el azúcar y nuestro SCOBY. Debemos asegurarnos tapar correctamente el envase con tela para evitar contaminación de otros insectos. 
  • Debe reposar al menos 8 días hasta alcanzar el sabor deseado. Recuerda dejarlo a temperatura ambiente, como unos 20º, y nunca en lugares en los que esté expuesto a la luz solar.
  • Al momento que alcance el sabor deseado podemos hacer segunda fermentación o pasarlo a la refrigeradora. 

Para la segunda fermentación solo agregamos jugo de frutas o trozos por una semana. Hasta obtener el sabor deseado. 

Importante:

  • No usamos jabón o limpiamos todo con vinagre de manzana luego de usar jabón. 
  • Evitar usar metal. 

¡Espero empiecen a hacer su propia kombucha!
Pao

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .