Mis consejos para comprar en Ropa Americana y porque hacerlo

Hace un par de meses vi el documental “The True Cost” y puedo decir que cambio por completo mi entendimiento del mundo de la moda y sus repercusiones. Esta semana queremos romper un poco esta idea de que la sostenibilidad se limita a aspectos como el reciclaje o la contaminación según nuestra basura. 

Este documental explica claramente los efectos de la moda en aspectos de ámbito ecológico y social. Sabían que un nuevo estudio de la Institution of Mechanical Engineers, que destaca que un 35 % de los microplásticos liberados en los océanos de todo el mundo proceden de textiles sintéticos. La industria de textil es la segunda más contaminante del planeta. Sabían que los trabajos han ocasionado muertes por sus pésimas condiciones y remuneraciones. Me niego a creer que una blusa o cualquier prenda vale las injusticias que han sufrido muchísimas personas y aún más que nuestro planeta debe ser contaminado de esta forma.

Después de todo esto tome como decisión concentrarme en que la mayoría de mi ropa fuese de americana. Comprar de esta forma puede ser un poco complicado así que aquí les comparto mis consejos para esto.

  • Revisemos la  la ropa. Es súper importante nuestras compras sean obteniendo productos que vamos a utilizar y vamos a aprovechar. Debemos buscar nuestras compras estén bien. Con esto me refiero a que no tenga huecos, la tela lullida, manchas o cualquier tipo de daño. 
  • Debemos sentirnos cómodas. Cada cosa que compramos debe reflejar nuestros gustos y con mucho más razón debe quedarnos de forma que nos sintamos cómodos de la talla que seamos pero debemos sentir que esa prenda es para nosotros. Todo lo que nos represente, bienvenido sea. 
  • ¿Lo compraría nuevo? No debemos conformarnos con algo porque creamos que no hay opciones. Al comprar en tiendas americanas o de segunda mano vemos muchísimas personas comprando por comprar. Les propongo comprar algo que les encante, que no quieran dejar ir y dejar de enfocarnos en la cantidad de ropa que tengamos.
  • ¡Lo vamos a usar siempre! Este punto es similar al anterior, sin embargo debemos pensar que tanto lo vamos a usar. Al comprar cualquier cosa siempre es bueno preguntarnos si realmente lo necesitamos. Y si vamos a sentirnos motivados a utilizarla. Antes siempre compraba cosas pensando tal vez un día podía ser útil, ahora me enfoco más en utilizar lo que tengo. Y en comprar según lo que no tengo.
  • No todo es cantidad versus calidad. Busquemos prendas que puedan realmente tener estas dos características y si no las tienen podemos seguir buscando. 

A veces olvidamos el poder que tenemos como consumidores de decir un “Si” a prácticas correctas o incorrectas. Al dejar de consumir productos con los cuales no estamos cómodos marcamos pauta en líneas de producción enormes. Y más importante aún olvidamos el poder de las personas unidas.

¡Espero esto les sea de ayuda!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .